miércoles, 25 de febrero de 2009

¿PORQUÈ NADIE LE PONE EL CASCABEL AL GATO?


El artista Roberto Unterladstaetter fue el ganador de la Bienal de Arte Visual de Santa Cruz.
La obra que dice “Si Patroncito” está escrita con letras de hojas de Coca.




Porque es politcamente incorrecto, o sea, que nadie se atreve a dar el primer paso firme y decidido, cuando saben que las polìticas de represiòn han sido un total fracaso, que ha generado miles de muertos, de dependientes, ademàs de otros negocios colaterales de la mafia, enriqueciendo a cientos de personas que no pasan de ser unos autènticos barbajanes, ademàs claro del reparto de millones de Dòlares para comprar almas a diestra y siniestra y a todos los niveles...Nada, ningùn negocio ilìcito ha producido tanta corrupciòn como la droga...

Aunque la palabra legalizaciòn suene mal, humildemente pienso que al dejar de ser un NEGOCIAZO lo dejarìan de lado, y los consumidores habituales o potenciales, podrìan comprarla libremente, lo cual ademàs hacen ahora mismo en cada esquina de cada ciudad , barrio, o pueblo del planeta...


AQUÌ, TRANSCRIBO UN INTERESANTE ARTÌCULO DE PRENSA

MOISÉS NAÍM
Del 'prohibido fumar' al 'prohibido pensar'


MOISÉS NAÍM 22/02/2009

En Estados Unidos, el 76% de la población piensa que la guerra contra las drogas ha fracasado. Al mismo tiempo, una igualmente abrumadora mayoría piensa que las políticas en las que se basa la guerra contra las drogas (represión de la producción, interdicción de las importaciones, prohibición del consumo y criminalización) no se pueden cambiar. Esta contradicción no es sólo de los estadounidenses.

Las encuestas revelan que estas ideas forman parte de las creencias de altos porcentajes de la población en muchos países: pobres y ricos, exportadores e importadores de narcóticos, democráticos y autoritarios, asiáticos, europeos o americanos.

¿Cómo explicar esta irracionalidad? ¿Cómo es posible estar en contra de cambiar una política pública que se sabe que no funciona? Mi respuesta es que la prohibición de todo lo relacionado con las drogas ha creado un clima donde también está vedado pensar libremente sobre alternativas a la prohibición. Un senador estadounidense que me habló con la condición de que no revelara su identidad me dijo: "Muchos de mis colegas y yo sabemos que los esfuerzos que se hacen para combatir el narcotráfico y el consumo de drogas no sólo no funcionan sino que tienen efectos contraproducentes. Pero esta es una posición políticamente suicida. Si lo digo públicamente es casi seguro que pierda mis próximas elecciones".

Y no son sólo los políticos: "¿Por qué a pesar de los esfuerzos, la situación en Afganistán se ha deteriorado tanto? En mi opinión la principal causa es el tráfico de drogas, que es sin duda alguna la fuerza económica que nutre el resurgimiento de los talibanes... Cuando estuve allí en 2006 no podíamos ni mencionar el tema. Era un asunto sobre el que nadie quería hablar". Esto lo dijo el general James Jones, ex comandante del Cuerpo de Marines (1999-2003) y comandante supremo de la Alianza Atlántica (2003-2006). Cabe notar que esta declaración la hizo meses antes de saber que iba a ser nombrado por el presidente Barack Obama asesor para la Seguridad Nacional.

La manera en la que el mundo enfoca el problema del tráfico y consumo de drogas es indefendible. Todos los analistas objetivos que han examinado el tema concluyen que el régimen actual requiere una urgente y profunda reforma. El problema es que cualquier propuesta en este sentido es usualmente contestada con acusaciones de ingenuidad, complacencia con los narcotraficantes y hasta de complicidad con ellos. Sin embargo, la realidad y los números son abrumadores. A pesar de los inmensos esfuerzos no hay evidencia alguna de que se estén alcanzando los objetivos de disminuir la producción o el consumo de drogas. Recientemente, el Gobierno británico informó de que en ese país la abundancia de cocaína es tal que estaba costando menos que una cerveza o una copa de vino. En Estados Unidos, uno de cada 100 ciudadanos está en la cárcel, la inmensa mayoría por tenencia de drogas. (Cada recluso le cuesta al Estado 34.000 dólares al año -unos 26.000 euros-, mientras que el costo anual de tratar a un adicto a las drogas es de 3.400 dólares). La violencia que se vive en México, Colombia o en cualquiera de los barrios pobres de América Latina, África y Asia es en gran medida un daño colateral causado por la guerra contra las drogas. La situación es insostenible y necesita un nuevo enfoque.

Lo que acaba de proponer la Comisión Latinoamericana sobre Drogas y Democracia, un grupo de 17 latinoamericanos del cual formo parte. La comisión, presidida por tres muy respetados ex presidentes, Fernando Henrique Cardoso, de Brasil; Cesar Gaviria, de Colombia y Ernesto Zedillo, de México, divulgó sus recomendaciones después de casi un año de trabajo, que incluyó la revisión de la mejor evidencia disponible y de amplias consultas con científicos, policías, médicos, militares, alcaldes y expertos en salud pública. Por favor, lea el informe en



La comisión no cree que existan políticas alternativas a la prohibición que estén exentas de costos y riesgos. Pero sí cree que hay que considerar y probar otros enfoques que traten al problema de las drogas más como un asunto de salud pública que como una guerra.

Hablar genéricamente de "legalización de las drogas" es superficial e irresponsable y sólo sirve para banalizar y estancar la discusión. Pero prohibir la discusión racional de los costos y beneficios de descriminalizar la tenencia de marihuana para el consumo individual, por ejemplo, es aún más irresponsable.

El consumo de drogas es una maldición contra la cual hay que luchar. Pero hay que hacerlo bien. Y eso no sucederá mientras exista la prohibición de pensar libremente en qué significa hacerlo bien.

.....

Ojalà se tomen decisiones pronto, que prioricen al ser humano, y no a intereses polìticos o personales.

...

6 comentarios:

mariaje15 dijo...

Armida, como siempre, sin apartar el dedo del renglón,...respecto a las alternativas del consumo de drogas, pues desde luego si se legalizara aparte de haber menos violencia y muerte por temas de droga, tampoco se estarían lucrando muchos altos cargos, abogados, policias,..; al ser droga tal vez más pura y al alcance de todos, no sería tan dañina como la que se adultera para sacar más beneficio y además se podrian crear puestos de trabajo en el cultivo de la coca y la heroina en los países productores para salir de la pobreza y la miseria y se podría aplicar como medicina alternativa en enfermedades terminales que alivian los dolores cuando los medicamentos convencionales ya no hacen nada, aparte de que ¿quien dice que los Medicamentos de las farmacias no son drogas? mucha gente se automedica y la Television anuncia medicamentos como si fueran caramelos, haciendo de la enfermedad un negocio y haciendo que muchas veces las personas se sientan enfermas sin estarlo siquiera. Como dice Eduardo Galeano, ¿porque se ilegaliza la Cocaina y no se ilegaliza la Coca-Cola que al parecer procede de la Cocaina?.
Todo es cuestión al final de Intereses Económicos y Políticos, como alguien diría "Poderoso Caballero es Don Dinero".
Muy Buen Post. Un Abrazo Fuerte

ARMIDA MARTIN dijo...

Asi es Mariaje...si no es el gran negocio, te aseguro que los actuales zares de la droga buscarìan otros caminos...ademàs de que este comercio trae anexos cantidades de otros delitos que les son afines, dese el tràfico de personas al contrabando de armas y otras lindezas..

un abrazo

colombine dijo...

muy dificil para mi dar una opinión sobre este tema...supongo que por su complejidad...

¿sólo legalizar el consumo?..¿eso es posible?...

¿¿qué se remediaría si contua el tráfico?...

No tengo elementos de juicio suficientes...Sólo veo claro aque actúe la Justicia de forma contundente sobre los traficantes...ante eso,...mejor cuanto más grande el castigo...

un BESO

ARMIDA MARTIN dijo...

Pero ese es el problema COLOMBINE, QUE LA "justicia" hasta ahora, como sucediò con la prohibiciòn del alcohol en los 20´s ha sido un gran fracaso, que ha enlutado a paises enteros con muertes indiscriminadas, y penetrado toda clase de negocios, desde bancos para sus lavados de dinero, y todo lo que se les pone por delante. Porque es "negocio" la droga?, porque al estar prohibida los precios son exhorbitantes y da ganancias multimillonarias, ademàs de que està completamente a la òrden de quien la quiera comprar en cualquier ciudad DEL MUNDO, pueblo, villa, esquina, en cada fiesta, en todas partes...!. Entonces, cual serìa la diferencia?, la ganancia! nada màs. Es màs yò pienso que al dejar de "dejar" tantos dividendos, disminuirìa la siembra, la comercializaciòn, TODO, porque dejarìa de SER NEFGOCIO.

UN BESO AMIGA

NoeliaA dijo...

Estoy muy de acuerdo con lo que dices acerca de que se confunde "hacer valer la ley" con "reprimir" debido, obviamente, a las feroz represión que se sufrido a nivel nacional en décadas inmencionables.
Creo que siempre es bueno pelear, hablar.
Aunque, en mi opinión, la droga no debería legalizarse, ya que no se puede predecir de manera certera y cientifica si el consumo bajará o aumentará después de su legalización. Todo lo que se legaliza baja de precio y se hace más disponible, tanto en su oferta como en la posibilidad de adquisición de los posibles compradores.
Aunque no estoy de acuerdo con la legalización, me parece excelente tu post para reflexionar acerca del caso.
Sería bueno que se estudiara de manera responsable y estadisticamente este problema, y se propusieran soluciones.
Mis saludos.

ARMIDA MARTIN dijo...

NOELIA, gracias por tu intersante aportaciòn.

Yò voy a lo que para mi, es la raìz del asunto. Si la droga se legaliza, si los precios estan por el suelo debido a la libre competencia, a quien le intersarìa sembrarla o producirla? No a los grandes càrteles que lo arriesgan todo debido precisamente a las enormes ganancias...Dirigirìan sus baterias hacia otros "negocios"..o ves tu a la mafia metida en la venta de cigarrillos? (si son una mafia pero en otro sentido, jajaja).
Vemos continuamente que a veces hay desabastecimiento de productos bàsicos porque a los productrores no les pagan las cosecha a precio justo y dejan de sembrar..NO ES NEGOCIO, NO SIEMBRO, ES LÒGICO.

hAY QUE SER REALISTAS EN ESTO.La droga està, como digo, en cada calle, pueblito, ciudad, y lugar del mundo por muy apartado.Casi tan a la mano como compraqr un kilo de azùcar...El vicioso (de la droga, el cigarro,el alcohol), SIEMPRE la va a buscar, a conseguir, pero al menos no la verìamos que la venden a a puerta de las escuelas

Ha aumentado el consumo de marihuana en Holanda, por ejemplo, donde es legal...? NO!...habrìan los màs de 8000 muertos que llevamos NO!, porque la guerra por ese negocio no endrìa sentido...

Asi lo veo yò